Yogur y cuajada

El yogur ayuda a la absorción del calcio y regula la flora intestinal. Es un derivado de la leche que se obtiene al añadir a la leche hervida, entera o desnatada, fermentos que degradan la lactosa para transformarla en ácido láctico. 

El valor alimentario del yogur es similar al de la leche y la disponibilidad del calcio es mayor.

La cuajada de la leche se obtiene por coagulación de las proteínas de la leche que producen el añadido de cuajo, una sustancia que se extrae del estómago de los rumiantes.

El kéfir es similar al yogur, pero la fermentación es producida por un hongo.

Diariamente
(1 o dos yogures)

Consejos

 

La menor presencia de lactosa hace posible que quienes tienen intolerancia a la lactosa puedan disfrutar de él.

Hay que tener cuidado con los yogures de frutas y sabores suelen tener una gran cantidad de azúcar añadido.

La receta del yogur es muy sencilla de preparar y permite elaborar un delicioso yogur casero.

Si a tu hijo no le gusta el yogur…

  • Puedes probar a darle yogures vegetales a base de bebida de soja.
  •  También otros alimentos de origen vegetal ricos en calcio: espinacas, acelgas, soja, higos secos, tofu, almendras, sésamo, nueces, pistachos …