Tubérculos

Aportan en cantidades modestas proteínas, hierro, vitaminas C, B1, B3; minerales como el calcio, el potasio, el fósforo y el magnesio,  y fibra dietética. Tienen un bajo contenido en grasas y poco valor calórico.

Son una fuente fundamental de carbohidratos de cadena larga, y en especial de almidón.

La patata es el tubérculo más importante, aunque también se incluyen en este grupo el boniato, la batata y la yuca entre otros.

La patata forma parte de los alimentos que deben constituir la base de la dieta.  Las formas más adecuadas de consumirla son cocida y asada.

Diariamente
(1-2 raciones - una ración es
una patata pequeña)