Frutas

Proporcionan a la dieta minerales y vitaminas. Son ricas en azúcares pero su contenido calórico es bajo.

Los cítricos - naranja, limón, mandarina y pomelo-  tienen un alto contenido en vitamina C. Los melocotones, los albaricoques, las ciruelas, las cerezas, las frambuesas, el melón, las fresas y las mandarinas son muy ricos en vitamina A.

Las frutas tropicales - los plátanos, los melones, las sandías, las piñas, las chirimoyas, los kiwis, las guayabas y las papayas -contienen una mayor proporción de azúcares y vitaminas que las cultivadas en climas templados.

Las frutas silvestres - grosellas, moras, frambuesas, arándanos y granadas - son muy ricas en vitamina E.

Diariamente
(3-4 raciones - una ración es

una pieza de fruta)

Consejos

 

Si se puede elegir, es preferible consumir la fruta de estación.

Dale a tu hijo por lo menos dos piezas de fruta al día, una de ellas del grupo de los cítricos.

Nunca se debe sustituir la fruta del postre por otro tipo de alimento: natillas, helados, flan, etc.

La piel de la fruta no tiene interés nutritivo, porque las vitaminas no están ahí. Es rica en celulosa, útil para un buen funcionamiento intestinal.

Las frutas más ricas en vitamina C son fresa, fresón, naranja y pomelo.

Las frutas con mayor contenido en vitamina A son melocotón, albaricoque, melón, ciruela y cereza.