Carnes

La carne cuenta con una gran riqueza en proteínas de alto valor nutritivo. Es rica en hierro y vitamina B12 y B2. 

Las aves tienen el mismo valor proteico que las carnes de vacuno y porcino.  Las menos grasas son ternera, caballo, pollo sin piel y conejo. Las más grasas son cerdo, cordero y pato. Las carnes son ricas en ácidos grasos saturados, pobres en insaturados y un nivel de colesterol medio. 

Según ese contenido en grasa, las carnes y los derivados se clasifican como:

  • Magras: menos de 6 g. de grasa por 100 g.
  • Semigrasas: de 6 a 12 g. de grasa por 100 g.
  • Grasas: más de 12 g. de grasa por 100 g.

Semanalmente
(4 raciones de 50-80g)

Consejos

 

No abusar de la carne roja - hamburguesas, salchichas, bistec, costillas - ya que sólo debe tomarse una vez por semana.

Si a tu hijo le cuesta comer carne:

  • Ofrécela en forma de hamburguesas o de carne picada.
  •  Córtala a trocitos pequeños.
  • Guísala con patata, guisantes, verduras para que la textura quede más jugosa.
  • Ponle un poco de salsa de tomate natural.
  • Cuando la hagas a la plancha añádele un poco de aceite de oliva.

Con una combinación correcta de cereales y legumbres puede obtenerse el mismo valor proteico de la carne con una menor cantidad de grasas.