Agua

El agua es la bebida fundamental para la salud. Se debe beber un mínimo de agua todos los días, y consumir alimentos ricas en ella.

El agua representa más de la mitad del peso de nuestro cuerpo y necesitamos consumirla, en una cantidad al menos de 5 a 8 vasos por día.

El agua es una parte fundamental de la alimentación de tu hijo, por eso hay que prestar atención:

  • A los niños muy pequeños, porque no son capaces de manifestar sus necesidades. 
  • Cuando tienen más edad pueden realizar, en sus juegos, un intenso ejercicio físico que aumenta las necesidades.

Diariamente
(5-8 vasos)

 

Consejos

 

Si tienes dificultades para que tu hijo beba agua, puedes hacer que la reciba por otros medios dándole zumos, infusiones, refrescos, lácteos, caldos, sopas, frutas, verduras, o ensaladas. Todos estos aumentos contienen el agua como base en una elevada proporción.

El consumo de agua es especialmente importante en climas cálidos, en verano y cuando se hace ejercicio intenso.

Controlar el abuso de los refrescos azucarados en tu hijo te ayudará a crearles buenos hábitos alimentarios porque hay que acostumbrarles a que tengan sed de agua.